Cuando no tienes tiempo para ti, es cuando más lo necesitas. 

posted in: Bienestar | 0

 

Tenemos tantas responsabilidades, los hijos, el trabajo, la casa, los estudios, prepararte para lo que pasará manaña y en esta semana, en fin que se nos pasa o simplemente no nos alcanza el tiempo para atendernos.

Imagínate que tienes un carro y una de las bujías está sucia. Tu carro va a comenzar a tener fallas. Y si no haces nada, va a llegar el punto que esa falla va a afectar otras partes del motor hasta que el carro deje de correr. Tu carro está diseñado para correr con todas sus partes, si son 4, 6 u 8 cilindros, los necesita todos. De momento, cuando más ocuapada(o) estás, tu carro se detiene. Ahora quieras o no, tienes que sacar el tiempo y arreglarlo. Y por dejarlo para después, te va a costar mucho más que un simple "tune up", que era lo que le hacia falta al principio.

Saca tiempo para ti. Tú eres lo más importante. Haz una cita para darte un masaje, considera que es una cita de prevención. Compra alimentos saludables, que ayudan a mantener tu cuerpo en función óptima. Ve a meditar o a hacer cualquier tipo de ejercicios, que ayuda a decirle al cuerpo que estás bien. Rie, busca amistades y situaciones que te hagan reir. Da gracias por lo que tienes. Según Shelley Carson, PhD, cuando hay gratitud, no puede haber amargura. Y si no hay amargura, hay bienestar.

Recuerda... cuando no tienes tiempo para ti, es cuando más tiempo necesitas para ti.

¿Qué te gusta hacer para sentirte de mejor ánimo? Yo, ir a la playa.